Ahora con el menor maduro

Deja un comentario

menor_maduroEn estos últimos días hemos escuchado una serie de declaraciones de medios de comunicación y de políticos de diferentes signos sobre el debate en relación a las conclusiones a la Comisión Parlamentaria que tenía como objetivo reflexionar y madurar un debate sobre la nueva regulación del aborto.
Varias han sido las cuestiones por la que los políticos de derecha, influidos en mayor o menor grado por la Iglesia Católica, se han “llevado las manos a la cabeza”, es decir, se han sorprendido y han comentado que es una barbaridad. Una de ellas, de las que más han sonado es que la decisión sea a partir de los 16 años.
Es realmente curioso, en el año 2002 en nuestro país gobernaba la derecha, esa derecha que hoy se sorprende de estas cuestiones. Esa derecha legisló como es función de un Gobierno, entre el acervo normativo elaborado estuvo la Ley 41/2002 básica de la autonomía del paciente. Esta Ley sin duda alguna proporcionó indudables beneficios a los ciudadanos y reconoció un derecho de los considerados de tercera generación, la autonomía del paciente. Pero tenemos que recordar que esa Ley ha puesto a los profesionales de la medicina en una situación nada cómoda cuando hace referencia al Menor Maduro, y ya en esa Ley se hablaba de que decidía el menor, con la diferencia que la madurez la determinaba el médico, quedando a éste en una situación complicada desde el punto de vista jurídico.
Visto lo visto y teniendo en cuenta esta cuestión a mi me gustaría saber cuál es el motivo de la sorpresa, asombro y crítica de los señores políticos del PP.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia
Anuncios

Ciudadanos más informados, ¿con más conocimiento?

1 comentario

internet_saludVivimos inmersos en la sociedad del conocimiento, al menos eso es lo que nos dicen. Yo creo que vivimos en la sociedad de la información, pero que en raras ocasiones esta información alcanza el escalafón de conocimiento. Y existen notables diferencias entre información y conocimiento. Pero la diferencia más importante es la autonomía de los pacientes a la hora de decidir ante diferentes alternativas de tratamiento, prevención o diagnóstico.
Un estudio realizado por una industria farmacéutica (Pfizer), Google y Web Médica Acreditada indica que hasta el 71% de los internautas se informan sobre cuestiones de salud en la red de redes que es internet. De ahí que cada vez sea más frecuente que los ciudadanos busquén en lo que yo cariñosamente llamo “Dr Google”, los diagnósticos que les da su médico, el tratamiento que le ha propuesto y otras cuestiones.
La red de redes está llena de información y esta información está influenciada por diferentes cuestiones, tiene diferentes fuentes de información, tiene intereses diferentes y sobretodo no tenemos la certeza que esté contrastada para poder saber la fiabilidad que debemos darle.
Los profesionales de las ciencias de la salud recurren a la información para su trabajo que está contenida en revistas científicas, aunque estas sean digitales. Por tanto, las fuentes de información son muy diferentes entre profesionales y ciudadanos en general ante la necesidad de información en salud.
Corremos el riesgo de tener cada vez más ciudadanos ilustrados en salud a través de internet, pero necesitamos trabajar en tener ciudadanos cada vez mejor informados y que la información se transforme en conocimiento. Por ello es necesario trabajar en la certificación y acreditación de las páginas web que contienen información veraz y útil para la salud, pero que además esté dirigida al público en general con un lenguaje comprensible y cercano. Hay que vulgarizar la información en salud, no banalizarla esta es la clave en la comunicación a través de los canales como es internet. Este sello de calidad propuesto deberían gestionarlo las asociaciones de pacientes con la colaboración de profesionales.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: