La postpandemia. El necesario aprendizaje.

1 comentario

La Dra. Chang, Directora General de la Organización Mundial de la Salud, tras la reunión virtual del Comité de Emergencias de la citada organización, ha declarado que ya no estamos en la fase 6 de la pandemia de la Gripe A H1N1 y pasamos a un periodo denominado postpandémico.
Sorprende lo vertiginoso de esta pandemia, hace unos meses nos encontrábamos ante una situación de incertidumbre importante, ya que se había presentado un nuevo virus de la gripe y desconocíamos su comportamiento y debemos sentirnos satisfechos por el afrontamiento que se ha hecho de esta pandemia. Debemos sentirnos satisfechos, sobretodo en todos los países de la Unión Europea y más en el caso de España.
Sé que ahora vendrán, como ha sido en los últimos meses, las críticas sobre el abordaje o no de la actuación de las autoridades, pero en estos temas es fácil opinar cuando ya se conoce que el virus afortunadamente no ha mutado y hemos vivido las consecuencias de una buena parte de la población con defensas para hacer frente a la enfermedad (lo que se conoce en medicina como inmunizada). El que una parte de la población haya ya estado expuesta a otros virus de la gripe similares y la buena cobertura vacunal han hecho posible un “ambiente” epidemiológico poco propicio para que el virus tuviera consecuencias graves, pero eso lo sabemos hoy “a toro pasado”. Pero en fin, también opinamos desde el cómodo sillon de nuestras casas como un determinado futbolista debe jugar teniendo una perspectiva de todo el campo, pues igual.
Creo que lo más inteligente es reconocer que el mundo ha sido capaz de investigar en un tiempo muy reducido las consecuencias del nuevo virus, hemos sido capaces de generar una vacuna en un tiempo record y se ha dado las mejores de las condiciones. Todavía martillea en mi cabeza una frase de la Dra. Chang cuando dijo que “tenemos que prepararnos para lo peor, deseando que ocurra lo mejor”. No hay otra forma de comportarse en Salud Pública, no hacerlo así sería imperdonable.
También hemos vivido comportamiento de “pirómanos” y “apaga fuegos” y lo mejor de todo en las mismas personas e instituciones. Salían a los medios de comunicación a alarmar en las primeras fases y al poco de tiempo decían que no era para tanto.
En fin, creo de verdad que nadie sabe como se comporta una pandemia en los momentos iniciales, debemos sacar enseñanzas de lo ocurrido, enseñanzas constructivas que nos permitan estar todavía mejor preparados para la siguiente crisis sanitaria y se deben despejar las dudas que han sembrados determinados personajes sobre la relación entre la ciencia y la industria farmacéutica. Ambos son cooperadores necesarios y se deben conocer los conflictos de intereses, quién ha acusado entiendo que debe aportar las pruebas que lo demuestren, de lo contrario se corre un riesgo muy importante de debilidad de las organizaciones que deben seguir velando por la salud en todo el mundo.
No creo que sepamos todo sobre las pandemias, ni como se comportarán la próxima vez, así que en lugar de alarmar y grabar videos con recomendaciones, cuando menos desde el punto de vista de la prevención y promoción de la salud poco contructivos y edificantes, debemos obtener las reflexiones y enseñanzas para mejorar la estrategia y los planes de actuación frente a las pandemias. Eso es lo que debemos sacar de positivo.
Hoy podemos felicitarnos entramos en el periodo postpandémico de la Gripe A H1N1 y ha sido más leve de lo que podría esperarse.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Normalizar la gripe, información si, pero también tranquilidad

Deja un comentario

gripeaSe aproxima el otoño, con la venida de esta estación se aproxima el clásico incremento en el número de casos de gripe como ocurre cada año. Sin embargo, este año a los virus que generalmente provocan la conocida como gripe estacional, le acompaña el recientemente descrito virus A/H1N1, es decir la gripe A.
Es normal que cuando aparece un nuevo virus las organizaciones sanitarias (Organización Mundial de la Salud -OMS-, administraciones públicas,…) se pongan todos los medios para conocer cómo se comporta el virus y hasta entonces, poner todas las medidas posibles para que no se propague de forma generalizada y rápida. Eso es lo que ha hecho la OMS, lo que han hecho las autoridades de la Unión Europea, del Ministerio de Sanidad y las administraciones autonómicas.
Tras el análisis realizado del virus de la gripe se sabe que es más contagioso que los virus que habitualmente provocan la estacional (esa que nos afecta en otoño-invierno de cada año), es decir que es más fácil que se propague de persona a persona. Pero al mismo tiempo se sabe que los cuadros que provoca son muy leves en la práctica totalidad de las personas que se han infectado y han desarrollado la enfermedad.
No obstante, como en cualquier situación de descripción de un nuevo virus de gripe, la OMS debe ir dando los pasos en las diferentes fases ante la declaración de una pandemia. Pandemia, una palabra a la que se le ha podido dar connotaciones negativas. Pero que no es así. Pandemia NO significa gravedad de la enfermedad, significa que el virus ha infectado a personas de diferentes paises y zonas geográficas. Eso es pandemia, nada más.
Ante esta situación y conocimiento que tenemos en el momento actual del virus de la Gripe A/H1N1 podemos afrimar que estamos en situación de establecer los controles sanitarios necesarios, trasmitir tranquilidad a la población, llamar a la corresponsabilidad de los ciudadanos en la aplicación de las medidas preventivas y la utilización adecuada y responsable de los servicios sanitarios y proporcionar la información a la población. Además seguir trabajando en desarrollar de una forma segura una vacuna para este nuevo virus.
El seguimiento caso a caso, minuto a minuto, desde que se declararon los primeros casos de esta infección por parte de los medios de comunicación debe dar paso a datos de conocimiento del nuevo virus y que esta información de tranquilidad a la población, ya que es para ello tal y como se está comportando el virus.
Es necesario que seamos corresponsables de cuidar nuestro sistema sanitario. En otoño-invierno se seguirán produciendo enfermedades graves (infartos, tumores, …) y el sistema sanitario debe darle respuesta en tiempo y forma además de atender a los pacientes que tengan gripe. Por tanto, es necesario llamar a la corresponsabilidad y utilizar los servicios sanitarios de forma responsable.
Las administraciones tienen que seguir realizando la vigilancia epidemiológica y del virus para saber cuántas personas están infectadas, cuántas están desarrollando la enfermedad, de estos cuántos y que grupos están más afectados. Y para esto están los sistemas de vigilancia epidemiológica y se está haciendo de forma adecuada. Por tanto, tranquilidad también en que se están haciendo las cosas bien en el control de la enfermedad.
Aplicar las medidas de prevención, de control como es el lavado frecuente de manos, taparse la boca y nariz al toser y estornudar con un pañuelo de papel, entre otras medidas que ya son suficientemente conocidas.
La red sanitaria atenderá a los pacientes con gripe en general de forma adecuada a la infección y al nivel de gravedad clínica que vayan presentando.
Ya está en desarrollo la vacuna contra el nuevo virus, pero debemos trabajar para que no se cumpla el refrán de “a ver si es peor el remedio que la enfermedad” y en ese sentido, la vacuna una vez producida se debe investigar para que sea segura su administración a las personas y eso lleva un tiempo. Hasta entonces en los casos graves y grupos de riesgo con clínicas más graves se utilizan los fármacos que están desarrollados contra los virus, los antivíricos.
Por todo ello, lo conocido hoy día del virus, los datos de control epidemiológico que tenemos y las medidas puestas en marcha, nada más que es motivo de tranquilidad. Y seguir con las medidas de seguimiento y control para seguir comprobando que el virus no cambia de comportamiento.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Listas de verificación y seguridad en cirugía

1 comentario

seguridad_pacientesLa Organización Mundial de la Salud nos ha dado una nueva lección en cuanto a herramientas sencillas que consiguen un beneficio de gran importancia para los ciudadanos en cuanto a seguridad clínica o de los pacientes se refiere.
Ha elaborado una lista de comprobantes que se pone en marcha antes de las intervenciones quirúrgicas y se consigue una mejora de la seguridad de los pacientes y de los profesionales de gran importancia clínica.
Los resultados de la aplicación de las listas de verificación es independiente de que los hospitales en los que se aplican sean de países ricos que en países más pobres. Así en el listado de ocho hospitales los hay que están en Africa o en Canadá.
Este estudio demuestra como el extremar las precauciones básicas, o en esas circunstancias que se dan por superadas y que se cumplen por lo rutinario de muchas de ellas en nuestros quirófanos tienen gran importancia en la seguridad en la Cirugía. Ya hay bastantes estudios sobre el impacto en la seguridad clínica de técnicas sencillas. Hasta ahora una de estas estratégias más rentables es el lavado de manos.
Así desde hace algún tiempo se han instalado dispositivos para el lavado de manos en seco en diferentes hospitales de nuestro país, pero se requiere una importante labor de concienciación de los profesionales para poder disponer de los beneficios de cuestiones tan sencillas.
Ya hemos dicho la importancia que va adquiriendo la seguridad de los pacientes dentro de la calidad global en el ámbito sanitario.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Un hombre que cambió el mundo

Deja un comentario

En la página de la Organización Mundial de la Salud se ha publicado una entrevista al Dr. Halfdan Mahler , el que fue director de la Organización Mundial de la Salud cuando vió la luz la famosa Declaración de Alma-Ata. El mundo le debe mucho a esta declaración y a la ciudad (Alma-Ata) que le dió el nombre.

 

El motivo de la importancia de esta declaración no es otro que apostar de forma decidida por convertir a la asistencia sanitaria en un mecanismo de justicia social. Motivo que se plasmó en el objetivo que llevaba por lema “Salud para todos en el año 2000”. Muchos lo han criticado por ser un lema ambicioso, es curioso que la crítica venga principalmente de los profesionales de las Ciencias de la Salud, pero lo que es cierto es que nos ha hecho evolucionar en la distribución y la equidad de la atención sanitaria.

 

El instrumento fundamental de este “reparto” y “socialización” de la atención sanitaria no fué otro que la apuesta decidida por la Atención Primaria de Salud. Treinta años hace ya de esta apuesta. También ha sido criticada, incluso más por los de dentro. Pero lo que es cierto es que Alma-Ata planteó un modelo de Atención Primaria de Salud que ha contribuido de forma decidida a una mejora muy importante de la Salud, puesto de manifiesto en los indicadores de salud de la población en los territorios cuyos Gobiernos apostaron por la Atención Primaria de Salud.

 

Treinta años es el tiempo que ha pasado y ahora se critica el modelo de la Atención Primaria de Salud en España, pero me gustaría dejar una pregunta para la reflexión ¿hemos acabado con la implantación de la reforma de la Atención Primaria de Salud en toda la dimensión que expresaba la Declaración de Alma-Ata? Mi opinión es que la Atención Primaria de Salud es ahora más necesaria que nunca y debe permitirse su evolución completa del modelo antes de criticarlo.

 

Mi homenaje convencido y sincero a la Organización Mundial de la Salud, a la Declaración de Alma-Ata y al Dr. Halfdan Mahler por su apuesta por la Atención Primaria de Salud mi verdadera vocación.

 

José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: