El necesario Pacto por la Sanidad

Deja un comentario

pacto_sanidadEn pocos momentos en la historia de la sanidad española ha hecho falta un verdadero esfuerzo en conseguir un Pacto por la Sanidad. Y estamos atravesando uno de ellos, siempre tenemos la sensación de necesitar más cohesión, y es cierto. Pero además es necesario que nunca perdamos este interés por el pacto y por la cohesión, será la mejor forma de cumplir la excelente Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. Como ciudadano y como médico no quiero renunciar a un Sistema Nacional de Salud como el que tenemos.
Hablaba de momento histórico y es cierto que estamos en uno de ellos, hace ya algunos años que todas las Comunidades Autónomas tienen transferidas las competencias en materia sanitaria, el motor de cohesión y de modernización de una parte del territorio, que fue el insalud. El insalud cohesionó y modernizó a un total de 10 Comunidades Autónomas.
Hoy la realidad es otra y debe haber un esfuerzo permanente en la cohesión del sistema. Para conseguir esa cohesión necesitamos creernos, respetar y considerar al más alto nivel los órganos que suponen los elementos esenciales de esa cohesión, tales como el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la Comisión de Recursos Humanos entre otras. Respeto y consideración debe estar en la base de toda decisión, relegando la rentabilidad política con minúsculas y haciendo política con mayúsculas.
Pero además, sobre esta base, debemos construir un contexto de Pacto por la Sanidad orientado a los ciudadanos que se benefician de un sistema sanitario como el español. El pacto debe velar por el derecho de los ciudadanos a la protección de la salud por ser españoles, lejos de los derechos por Comunidades Autónomas, y eso implica favorecer la movilidad que condiciona la creación de una cartera de servicios que permitan hacer efectivo el derecho pensando en el Sistema Nacional de Salud, no carteras de servicios por servicios regionales de salud, donde los centros y servicios de referencia juegan un papel crucial. Pero además conlleva a diseñar unos sistemas de información sanitaria basados en la interoperabilidad, donde el elemento identificador como es la Tarjeta Sanitaria sea el elemento clave de interoperabilidad y acceso al derecho en un sistema de cobertura universal.
Movilidad para los profesionales y posibilidades de desarrollo profesional, que los servicios regionales de salud se desarrollen dejando siempre que el resto se desarrollen también, la competencia desleal por atraer profesionales es una estrategia que fracasa en el corto plazo. Hay que reconocer hechos claros como es la dispersión o el hecho de la insularidad, considerarlo y tenerlo en cuenta a la hora de ese pacto.
La sostenibilidad del sistema basada en la aplicación de la gestión basada en la evidencia en la incorporación de la tecnología sanitaria, la espiral de incorporar tecnología sin estudios de investigación basados en resultados en salud es una inversión que puede comprometer la sostenibilidad del sistema.
La búsqueda de la mejora continua de la calidad a través de herramientas de disminución de la variabilidad de la práctica clínica, la búsqueda de la seguridad de los pacientes como subsistema de calidad y las estrategias de mejora continua de calidad basada en políticas de certificación y acreditación son elementos fundamentales.
Pero a la calidad también se llega en el fomento del desarrollo de nuestros profesionales y las herramientas de desarrollo profesional, también en el reconocimiento y los modelos de carrera necesitan de una revisión en profundidad para dinamizarlos.
Pero es necesario absolutamente trabajar por un nuevo modelo salubrista basado en la sociedad actual, donde la salud pública cada vez se acerca más y más a los modelos de calidad. Nuevos modelos de prevención y promoción de la salud son elementos esenciales.
Por último, apostar por la Sanidad 2.0, donde la pobremente desarrollada participación ciudadana debe desarrollarse completamente, y la utilización de todos los canales posibles y una metodología realista son las dos cuestiones clave en la apuesta por la participación ciudadana en la sanidad.
Ha habido críticas que no han pasado de criticar la metodología propuesta por el Ministerio de Sanidad, pero nadie cuestiona la necesidad del Pacto por la Sanidad y por supuesto debemos respetar una metodología seria que ha desarrollado el Ministerio, el respeto debería traducirse en un “arrimar el hombro” está en juego nuestro Sistema Nacional de Salud.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Se acaba el 2008, reflexionemos sobre la salud pública

Deja un comentario

salud_global4Bueno, mañana celebraremos la festividad de nochebuena y pasado mañana la navidad. Pero ya entramos en una espiral donde el tiempo engulle los días uno tras otro hasta agotar el año 2008. Las fiestas nos embriagarán y embotarán de emociones, sensaciones y desmadres celebrando estas fechas.
Los medios de comunicación, pasado el filón que produce el día de la Loteria Nacional del 22 de diciembre, intentan completar sus diarios, noticiarios y demás con repasos del año que se nos escapa entre las manos. El año 2008 podemos hablar de un año jalonado por una crisis económica con dimensiones mundiales que amenaza con mermar las inversiones en sanidad en general y puede comprometer a las inversiones en salud pública en particular. ¡Lo primero es la asistencia! gritan los gestores desaforados ante una crisis económicas que comenzará a mostrar sus fauces en el año 2009.
Ante esta amenaza, la Organización Mundial de la Salud se ha permitido hacer un repaso más que interesante sobre los problemas de salud pública a nivel mundial. Lo hace en un intento de poner el énfasis en un esfuerzo por mantener un sabio equilibro entre la medicina más asistencial y la salud pública. Una sin la otra, al igual que la otra sin la una están perdidas y hacen los sistemas sanitarios insostenibles desde todos los puntos de vista.
Un año 2008 que se nos va donde nos han acompañado nuevamente los problemas de saneamientos, problemas de seguridad alimentaria y los efectos sanitarios de los desastres, las catástrofes y el cambio climático.
El panorama 2008 la Organización Mundial de la Salud lo abre con una crítica constructiva de la Atención Primaria de Salud, llamando la atención para dotarla de equidad y de desarrollo. Prosigue con describir los efectos sobre la salud que tiene el cambio climático, ese cambio en el que los más firmes representantes de la derecha más recalcitrante se niegan a reconocer. Se han producido catástrofes naturales que han dado al traste con poblaciones en materia de salud, todos recordamos las crisis humanitarias que nos han acompañado. Pero son las inequidades sociales y las injusticias las que están provocando también muertes, una llamada de atención a los Gobiernos de los países a trabajar en la búsqueda de valores universales en la sanidad y en la salud. El consumo de tabaco, como la gran epidemia y los problemas y las amenazas de la seguridad alimentaria han ocupado también lugares destacados en este año viejo 2008. La brecha asistencial se ha producido en la atención a los problemas de salud mental, merece la pena tener una nueva mirada, más fresca para ver estos problemas y ponerle tratamiento. Y aunque es cierto que las enfermedades crónicas no transmisibles, es decir, las no infecciosas tienen una tendencia creciente impresionante, la tuberculosis nuevamente nos ha sorprendido con un resurgir.
Estos y no otros son los problemas de salud pública a los que prestar la atención en un mundo globalizado, marcado por el “cibercondrismo” término que utiliza el Dr. de la Gándara para referirse al lugar marcado que ocupa internet en la información sobre salud que tienen los ciudadanos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La familia afecta a la salud

Deja un comentario

familiaEs evidente y en otras entradas de este blog lo hemos abordado, por cierto estas entradas son las que estadísticamente tienen más visitas de todo el blog. Recientemente ha aparecido un estudio realizado en Japón, en la revista Heart donde se pone de manifiesto la influencia de la familia sobre la salud, sobre todo en la “jefa de la familia”, es decir sigue afectando más a la mujer. Esta situación va cambiando, pero aun nos queda avanzar.
Si en trabajos se vió como el vivir en pareja era beneficioso para ambos miembros ya que el apoyo social y económico repercutía de forma beneficiosa en la salud, las familias multigeneracionales y extensas que viven en el mismo hogar suponen un mayor nivel de estres para la mujer y a la larga genera problemas orgánicos de corazón.
Además de estar demostrado en el artículo, haciendo una revisión por el tema de la estructura familiar y su efecto sobre la salud, podemos afirmar que los individuos que viven solos tienen peor estado de salud que los que viven en un hogar en pareja. Es decir los individuos con familia tienen mejor salud.
La familia nuclear también ha mostrado su efecto beneficioso sobre la salud, la familia nuclear la integran la pareja y los descendientes de estos. Pero cuando existen familiar largas y viven además juntos varias generaciones se ha puesto de manifiesto la falta de salud para la mujer. En el hombre no se ha podido ver ningún efecto sobre la salud, claro que tampoco se ha detectado ninguna variación en el nivel de estres.
Estos efectos sobre la salud, es cierto que se basan en la estructura de la familia, pero vienen provocados por la funcionalidad de la familia. Las familias cuando evolucionan necesitan realizar una serie de funciones que son normativas, es decir, que les toca. Atraviesan además por crisis que también les toca y a las que tienen que ir dando respuestas para avanzar en su desarrollo. No es lo mismo una pareja sin hijos, que una familia con hijos pequeños, que una con hijos adolescentes.
Reflexionemos ahora que viene la Navidad y que se juntan varias generaciones durante unos días en el mismo hogar. Permitamos ser felices.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La Constitución le sentó muy bien a la salud

Deja un comentario

constitucion_espanolaEste fin de semana largo, nos ofrece una celebración como es el 30 aniversario de la Constitución española que es un lujo vivirla y sentirla día a día. Celebrar un día de estas características sienta muy bien, en un país donde estamos acostumbrados a celebrar fiestas religiosas aunque sea aconfesional.
La Constitución suena a libertad, libertad con mayúsculas. Suena a igualdad, igualdad con mayúsculas. Suena a justicia, solidaridad y tantos otros valores. Nació de un gran acuerdo, un gran pacto y me apunto a la tesis, a la opinión que salvo que existiera ese acuerdo de nuevo, no debería tocarse. El marco es bueno, es muy bueno y lo que tenemos que hacer la sociedad en general y los políticos en particular es esforzarnos en llegar a acuerdos dentro de ese marco de convivencia ciudadana.
Cada vez será mayor el porcentaje de ciudadanos y ciudadanas que sientan los valores que hoy vivimos como algo normal, algo que estuvo siempre. Afortunadamente son ya muchos los españoles que han nacido con la Constitución en vigor. Pero la memoria no debe dejar a este sentimiento que fueron muchos los españoles que lucharon porque España fuera lo que es hoy. Ahora que se cuestiona por diferentes razones la memoria histórica, por empeñarnos en ceñir la memoria histórica a una parte concreta de la historia de nuestro país. Debemos ampliar nuestra visión y hacer ver que lo que hoy disfrutamos no fue siempre así. Y una parte de esa memoria de la historia debe ceñirse a lo que reclaman las asociaciones de la memoria histórica y que es legítimo que se reclame.
La Constitución, le ha sentado muy bien a la salud, lo digo en el título de esta entrada y lo repito. El texto constitucional es donde se habla de ese derecho de la protección de la salud, esa es la mejor definición de la sanidad que vivimos hoy, de la salud pública vivida con letras grandes, con sus aciertos y sus errores debido a lo complejo de aplicar un derecho universal y gratuíto.
Pero la salud, los mejores niveles de salud de la población, ha permitido que hoy sea una realidad vivir otros derechos que consagra la Constitución. Este fin de semana que celebramos sentir la Constitución es oportuno que reflexionemos sobre ello.
Felicidades
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Oportunidades perdidas para la salud

Deja un comentario

comunica_saludAsistimos en los últimos días, semanas, incluso meses a una serie de noticias sobre la puesta en marcha de programas vacunales, unas veces hablando de la investigación en la vacuna del SIDA, otras veces hemos vendido a “bombo y platillo” la campaña de vacunación contra el virus del Papiloma Humano.
Pero no he visto en ninguno de los medios o de las declaraciones que se haya aprovechado el tirón mediático para explicar que se deben adoptar medidas preventivas frente al virus del SIDA y frente al Virus del Papiloma Humano. Que ambas enfermedades se previenen adoptando medidas que tienen que ver con la educación sexual, utilizar los métodos anticonceptivos de barrera es una medida preventiva muy importante.
Desperdiciamos momentos en los que deberíamos “vestir de gala” a la prevención aprovechando la utilización de los medios de comunicación. Sólo de esta forma seríamos capaces de ir introduciendo una información mucho más adecuada a los ciudadanos y mejora de la salud.
¿Quién dijo que no era importante la comunicación para la salud?
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Hoy, protagonista el cáncer

Deja un comentario

tabaco2Creo que si hoy tuvieramos que encontrar un protagonista en materia de sanidad, este sería el Cáncer. Dos noticias han irrumpido en la actualidad nacional e internacional. Una de ellas muy buena, la otra realmente mala.
La primera de ellas, la que considero muy buena es la creación de un grupo de países que van a apostar en la inversión en la investigación en determinar el genoma de los 50 tipos de cánceres más importantes para la sociedad, bien por su mortalidad o por su frecuencia. Eso de determinar el genoma es ni más ni menos que conocer cuál es la genética de las células que lo forman, el conocer estos datos permiten dos cosas tremendamente importantes, la primera de ellas predecir estos tumores malignos antes de que comprometan la vida de la persona que lo padece. Es decir, podemos prevenir con el diagnóstico más precoz de estos tumores malignos las consecuencias del mismo y ponerle antes tratamiento.
La segunda ventaja de determinar el genoma de estos tipos de cánceres está en que se permitirá que se desarrollen medicamentos que sean más selectivos para estos tumores que se traducirán en ser más agresivos con el cáncer de forma específica y menos “agresivos” para la persona a la que se los administramos, es decir con muchos menos efectos secundarios o adversos.
La segunda noticia es mala, las estadísticas de salud son tozudas y ya nos han demostrado como el cáncer de pulmón se ha incrementado en las mujeres y a edades cada vez más jóvenes. Era de esperar, el consumo de tabaco en las mujeres tenía que tener estas consecuencias. De unos años a esta parte estamos asistiendo a un incremento muy grande de consumo de tabaco por parte de las mujeres y a edades más tempranas. Reflexionemos y tomemos decisiones, abandonar el hábito de fumar es la mejor inversión en nuestra salud y la de los que nos rodean.
Acompañemos las decisiones tan importantes en investigación que apunta la primera noticia, de una apuesta decidida por abandonar el hábito de fumar, no perdamos con nuestros hábitos lo que ganamos con la investigación.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Valoración del Sistema Nacional de Salud

Deja un comentario

ehci-2008-report-1En el Euro Health Consumer Index 2008 no salimos tan bien como Sistema Nacional de Salud que en las ediciones anteriores. Sin embargo, es bueno que analicemos un poco más los resultados.
Creo que sería bueno que lo hiciéramos cada uno de nosotros, lo podemos obtener pinchando en este enlace los resultados exclusivamente de España. En definitiva estamos por debajo de la media europea. Mejoraríamos si fueramos capaces de invertir esfuerzos en prevención y promoción de la salud y en hacer más accesible a través de las nuevas tecnologías nuestro sistema sanitario.
De verdad me parece que disfrutamos de un maginífico Sistema Nacional de Salud si nos centramos en lo que se refiere a asistencia sanitaria y además la circunscribimos a la atención a agudos. Pero debemos mejorar en la atención a enfermedades crónicas valorando los resultados obtenidos en las complicaciones y en la prevención de su aparición. Por otro lado, debemos invertir más esfuerzos en dotar al Sistema Nacional de Salud de unas dimensiones psicológicas y sociales. Tenemos hipertrofiada la parte biológica, y esto compromete la vocación biopsicosocial de los Sistemas de Salud.
Pero no estamos en crisis, tenemos un buen Sistema Nacional de Salud, mejorable, por supuesto, pero un gran Sistema Nacional de Salud. No debemos por tanto criticarlo sin que esta crítica no sea contructiva, ni morir de éxito.
Creo que entre todos podemos hacer mejor lo que ya es bueno.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: