Cada vez que hablamos de la atención a los ciudadanos se nos llena la boca de hacerlo de una forma integral e integrada. De tanto usar estas palabras las estamos desgastando sin que verdaderamente lo estemos llevando a cabo.
Pero así nos pasa con más de una de las voluntades en la sanidad. Necesariamente esta integralidad debe estar basada en un enfoque desde diferentes ámbitos que dé lugar a una visión integral del problema para dar las respuestas adecuadas a las necesidades existentes. Eso es lo que entendemos por el enfoque holístico o biopsicosocial. Biopsicosocial es la palabra que define un enfoque desde lo biológico, un enfoque desde lo psicológico y un enfoque desde lo social. Pero no tres enfoques diferentes, sino los tres enfoques en un mismo abordaje.
¿Puede hacer esto un solo profesional? En una parte de los problemas de salud que plantean los ciudadanos seguro que si, pero es necesario cultivar esa visión que tienen los profesionales dentro de equipos de trabajo formado por diferentes tipos de profesionales, donde los médicos, las enfermeras, los psicólogos y los trabajadores sociales son sólo algunos de ellos.
La respuesta a las necesidades también deben ser biopsicosociales, de lo contrario no conseguiremos mejorar de verdad la situación de pérdida de salud que tiene el paciente que acude a consultarnos.
Pero la realidad es tozuda y tenemos mucho trabajo que hacer para llegar a esa inspiración, las formaciones de grado hoy día son incompletas y reflejan la parcialidad en los enfoques de los diferentes profesionales. Pero además no se cultiva la formación del trabajo en equipo, dándose situaciones de luchas profesionales. Discusiones que llevan a veces a dilemas éticos en cuanto a que determinados pruritos profesionales llevan a negar la atención integral e integrada que necesita el paciente.
Trabajemos todos por esa aspiración integral e integrada. ¡A por lo BIOPSICOSOCIAL!
Anuncios