Ciudadanos más informados, ¿con más conocimiento?

1 comentario

internet_saludVivimos inmersos en la sociedad del conocimiento, al menos eso es lo que nos dicen. Yo creo que vivimos en la sociedad de la información, pero que en raras ocasiones esta información alcanza el escalafón de conocimiento. Y existen notables diferencias entre información y conocimiento. Pero la diferencia más importante es la autonomía de los pacientes a la hora de decidir ante diferentes alternativas de tratamiento, prevención o diagnóstico.
Un estudio realizado por una industria farmacéutica (Pfizer), Google y Web Médica Acreditada indica que hasta el 71% de los internautas se informan sobre cuestiones de salud en la red de redes que es internet. De ahí que cada vez sea más frecuente que los ciudadanos busquén en lo que yo cariñosamente llamo “Dr Google”, los diagnósticos que les da su médico, el tratamiento que le ha propuesto y otras cuestiones.
La red de redes está llena de información y esta información está influenciada por diferentes cuestiones, tiene diferentes fuentes de información, tiene intereses diferentes y sobretodo no tenemos la certeza que esté contrastada para poder saber la fiabilidad que debemos darle.
Los profesionales de las ciencias de la salud recurren a la información para su trabajo que está contenida en revistas científicas, aunque estas sean digitales. Por tanto, las fuentes de información son muy diferentes entre profesionales y ciudadanos en general ante la necesidad de información en salud.
Corremos el riesgo de tener cada vez más ciudadanos ilustrados en salud a través de internet, pero necesitamos trabajar en tener ciudadanos cada vez mejor informados y que la información se transforme en conocimiento. Por ello es necesario trabajar en la certificación y acreditación de las páginas web que contienen información veraz y útil para la salud, pero que además esté dirigida al público en general con un lenguaje comprensible y cercano. Hay que vulgarizar la información en salud, no banalizarla esta es la clave en la comunicación a través de los canales como es internet. Este sello de calidad propuesto deberían gestionarlo las asociaciones de pacientes con la colaboración de profesionales.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Entrevista motivacional, una buena “tecnología sanitaria”

Deja un comentario

motivacionEs increible la utilidad que tiene conocer las técnicas de comunicación para el desempeño de la profesión de médico. Tiene importantes beneficios no solamente en el entendimiento entre médico y paciente, sino también para conseguir unos niveles de confianzas en nuestro cupo de pacientes.
Una de las mejores herramientas para el trabajo de médico es la entrevista motivacional, este tipo de entrevista permite al profesional a ayudar al paciente, con la mejor información posible, a tomar una decisión que permitirá diagnosticar o tratar un determinado problema de salud.
¡Ojo! no es inducir al paciente a tomar una decisión, tampoco es forzar al paciente a tomar una decisión. Todos los humanos para cambiar nuestros hábitos de vida necesitamos que nos ayuden en el complejo proceso de desarrollar una motivación para cambiar y eso es lo que permite la entrevista motivacional.
Hoy ha aparecido una noticia que hasta el 32% de los pacientes que padecen diabetes dejan de fumar cuando de utilizan técnicas de entrevista motivacional por parte del profesional en la consulta o consultas.
En otras entradas de este blog he comentado que no hay mejor, ni más sofisticada “tecnología sanitaria” que la comunicación. Los médicos debemos estar formados y sensibilizados en utilizar técnicas de comunicación que ayuden a nuestros pacientes.
Me alegro que hoy una de las noticias de salud de los titulares de las revistas sea las ventajas de la entrevista motivacional, frente a las noticias más frecuentes de adquisión de la última generación de tal o cual tecnología sanitaria.
 
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La Comunicación en la Salud, la mejor tecnología

Deja un comentario

Escuchamos con frecuencia la necesidad de incorporar tecnologías al sistema sanitario, y es cierto que se necesitan. Pero hoy quiero reflexionar sobre la mejor de las tecnologías que los profesionales de las ciencias de la salud tienen para poner a disposición de los pacientes y de los ciudadanos, en general, que acuden a los centros sanitarios a recibir atención sanitaria.
La mejor de las tecnologías es la comunicación que se establece entre el médico y el paciente, la enfermera y el paciente. De esta comunicación se deriva un mundo de decisiones tras la exploración del paciente, se toman decisiones diagnósticas, de realizar pruebas complementarias (radiología, analítica,…), terapéuticas y pronósticas.
La comunicación, algo que todos manejamos a diario con el entrenamiento adecuado, la formación suficiente es sin lugar a dudas la mejor de las herramientas que un profesional tiene para realizar su trabajo del día a día.
A través de la comunicación el paciente tiene percepciones de la profesionalidad, da lugar al confort en la atención, da seguridad para ambos, permite tener percepciones de calidad muy importantes.
La comunicación es clave, sin embargo se vende muy poco. La entrevista clínica “viste” menos que una ecografía aunque es muy coste-eficiente. La comunicación nos introduce en el contexto del paciente, nos revela sus sitemas de valores y creencias. Nos indica sus miedos, sus incertidumbres, su necesidad de información.
La comunicación tiene también efectos adversos, pero siempre viene provocada por un uso poco adecuado de la misma, algunas veces se transforman en reclamaciones, otras veces genera disconfort en el paciente, malestar.
Por ello, por todo ello, es necesario que insistamos en darle el valor que tiene la comunicación en la salud. Creo que es mucho y esa reflexión quería compartirla con vosotros.
 
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: