La salud en un país desarrollado

Deja un comentario

Vivimos en un país desarrollado, pero además desde hace años, se ha instalado un consumismo consecuencia de una orientación mal entendida de un capitalismo. Esta crisis supone un antes y después en la economía, y seguro que el futuro será diferente. Pero esto último es un análisis diferente y objeto de una reflexión distinta.
Lo cierto es que la población se ha acostumbrado a vivir en un mundo donde prácticamente todo está al alcance de la mano y si no es así no se entiende. Y esto se aplica a todas las cosas que rodean nuestra vida, alimentación, servicios,…
Los estilos de vida en un contexto social como el que hemos descrito es difícil que se ajusten al concepto de saludable. Así comemos más de lo que habitualmente necesitamos y gastamos menos de lo que deberíamos gastar. Esto lleva a que alrededor del 50% de nuestra población esté en franco sobrepeso. El sobrepeso produce una serie de enfermedades que son un exceso de “grasas en la sangre”, entre ellas se encuentran el colesterol o los triglicéridos. Pero también una tendencia clara a que se produzca una intolerancia a los azúcares, que con el tiempo desemboca en una diabetes del adulto o diabetes tipo 2. Pero además se produce un aumento de la “tensión” arterial.
Esta asociación de factores es un riesgo para sufrir lo que se denominan enfermedades cardiovasculares, es decir un estrechamiento y endurecimiento de los vasos que conducen la sangre y como consecuencia una obstrucción del flujo de sangre a órganos muy importantes como son el cerebro o el corazón.
Esta es una de las características de nuestra sociedad, ante una vida llena de abundancia y sedentarismo llegamos a consecuencias para nuestra salud.
Pero otro de los aspectos que marcan nuestras vidas es la rapidez en vivir la vida, el estrés, las prisas…hay que hacerlo todo y ahora. No nos paramos a pensar. Algunas aficiones se han convertido en metas, el turismo se ha convertido en verdaderos “safaris” fotográficos donde más se vea en menos tiempo mejor, la lectura ha alcanzado cifras impresionantes en tiempo muy corto y tantos otros ejemplos.
Toda esta prisa nos introduce en un mundo de mucha ansiedad que se traduce además en problemas de salud mental.
Las enfermedades cardiovasculares y las de salud mental son claramente las enfermedades de un mundo desarrollado, pero mal desarrollado.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Cooperación desde la Sanidad

Deja un comentario

Hoy he estado moderando una mesa redonda donde se han presentado experiencias de profesionales sanitarios del Servicio Extremeño de Salud, de cooperación internacional para el desarrollo.
Se han presentado 4 experiencias, dos de ellas en Perú, una en El Salvador y otra en Uganda. Todas tenían cuestiones comunes, la primera que apuntaron todos, que los profesionales cuando fueron a esos países recibieron más que dieron. Otra de las cuestiones es la necesidad del trabajo en Salud Pública, medidas que tienen que ver más con el saneamiento y con hábitos de vida que con la incorporación de tecnologías sanitarias.
Ha sido un lujo para mi escuchar esas experiencias. Los asistentes eran estudiantes de primer curso de diferentes titulaciones de la Universidad de Extremadura. Esta Universidad desde hace un par de años celebran Diversia, y la Semana Intercultural. Es toda una experiencia en el intercambio y en compartir experiencias, donde se pone de manifiesto la vocación de servicios de nuestros jóvenes y se entiende el concepto universitario también desde el compromiso social para con ciudadanos de otros países no tan desarrollados como el nuestro.
Viniendo a casa, en el coche, donde da tiempo de pensar en ese rato de soledad, he pensado en que nuestro principal capital como ciudadanos es nuestro conocimiento e información. Esto nos permite decidir de forma más autónoma en todos los ámbitos de nuestra vida. Pero además, nos sentimos en el deber de compartir esos conocimientos. Efectivamente necesitamos poner al servicio de los demás nuestros conocimientos, nuestras actitudes y nuestras habilidades.
Pero esta transferencia de conocimientos no debe ser forzada, ni impuesta. Debemos tener en cuenta las creencias, los valores, y tantas otras cosas que hacen que esos conocimientos que ponemos a disposición de los demás, éstos tienen la capacidad de usarlos y el modo en el que los usan a través de la interpretación y la aceptación que hacen de ellos.
Es un lujo poner nuestros conocimientos a disposición de los demás. Esa es la verdadera cooperación.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Terapias avanzadas: corazón artificial

Deja un comentario

Si ayer reflexionamos sobre las terapias avanzadas y hablábamos de la bioingeniería y de la nanotecnología aplicada a las Ciencias de la Salud, hoy vamos a conocer un avance que verá la luz a medio plazo y que vendrá a convertirse en una solución en determinados pacientes.
Por diferentes enfermedades, de las cuales las más frecuentes son las enfermedades cardiovasculares como los Infartos Agudos de Miocardios masivos, el corazón deja de cumplir con su función de proporcionar sangre al organismo. Esta pérdida de función es lo que se conoce como Insuficiencia Cardiaca. Si bien muchas situaciones de insuficiencia cardiaca se puede aliviar con la utilización de medicamentos entre otras medidas, en las situaciones más graves la insuficiencia cardiaca no puede solucionarse salvo con un transplante de corazón.
La frecuencia de las enfermedades cardiovasculares junto con un aumento de la supervivencia de la población lleva asociado a un incremento de las indicaciones del transplante de corazón. Para que se produzca ese transplante con criterios de calidad es necesario que haya donantes.
Sin embargo, las medidas de seguridad vial han permitido un llamativo descenso de las cifras de accidentes de tráfico con víctimas mortales, con lo cual han disminuido las donaciones sobretodo en población más joven.
Esto conlleva a que en materia de transplante se esté avanzando en donantes vivos, pero eso como es obvio no sirve para la donación del corazón. Por lo que deben invertirse esfuerzos en desarrollar modelos de corazón artificiales fabricados con diferentes materiales que permitan una duración tras la implantación de años, con el menos rechazo posible. El corazón bombea sangre que tiene la característica de coagularse, la sangre se coagula más en contacto con determinados materiales. Por tanto, el material del que se fabrique el corazón artificial debe permitir que la sangre no se coagule.
Por último, los avances en corazones artificiales, no han permitido desarrollar corazones artificiales que se adapten a las necesidades del organismo. Así el corazón ante esfuerzos físicos y emocionales deben bombear más sangre y a más ritmo para llegar a cubrir todas las necesidades de sangre de los diferentes músculos y órganos del cuerpo.
Pues bien se ha diseñado un corazón artificial fabricado con materiales orgánicos, eso permite que la sangre no se coagule, con un sistema de sensores de necesidades de sangre que permite al corazón artificial adaptarse a lo que necesite el organismo y que dure al menos 5 años.
Son buenas noticias. Pero el corazón de momento está investigado en modelos animales, falta la experimentación en humanos. Pero ya sin duda supone un gran avance y esperanza para estos pacientes.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Terapias avanzadas

Deja un comentario

¿Qué es esto de las terapias avanzadas? Intentaremos responder en breves líneas a un tema emergente dentro de la Sanidad. Se han venido en denominar terapias avanzadas a aquellas terapias que van más allá de los medicamentos clásicos. En general se está denominando a los tratamientos basados en células madre, los anticuperpos, las proteinas que hacen crecer determinados tejidos en el organismo, la nanotecnología aplicada a la medicina…. Un ejemplo de la aplicación de la bioingeniería o la nanotecnología lo es la colocación de prótesis en la rodilla o cadera con materiales determinados que previenen el rechazo del organismo a ese cuerpo extraño y que además tienen propiedades que les permiten durar largas temporadas.
Todos esto ejemplos están configurando el verdadero avance en la investigación y en el tratamiento de enfermedades graves en el día de hoy y crónicas, invalidantes o raras en el momento actual.
Se aventura un gran futuro en todo este campo
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Las bajas laborales: una conquista social que hay que cuidar

Deja un comentario

Hoy me gustaría reflexionar sobre la Incapacidad Temporal, coloquialmente conocidas como las bajas laborales o las bajas médicas. Las bajas laborales para los trabajadores son una gran conquista social, permiten que se pueda hacer reposo ante un determinado problema de salud para que se pueda sanar. Pero además, que este reposo se haga con el menor impacto económico para la persona enferma y su familia o entorno más cercano.
Las bajas son prescritas por el médico y a criterio de éste, que tras una valoración del estado del paciente y en base a la situación laboral y al puesto que desempeñe el paciente, decide si se necesita reposo para la curación o mejoría y lo prescribe.
Sin embargo, en España esta conquista social debe cuidarse. Los fondos no son ilimitados y se debe hacer un uso adecuado de esta prestación sanitaria y social. No hacer este cuidado sería poner en un serio aprieto a los fondos que se encargan de pagar el salario del trabajador que está de baja. La frecuencia de las bajas laborales en España tiene una clara tendencia creciente, esto si se necesita, no pasa nada. Pero debemos reflexionar y ser muy cuidadosos a la hora de solicitar la baja a nuestro médico. Es más debemos dejar a criterio del médico si de verdad estima que debemos estar de baja en el trabajo que desempeñamos.
No hay que hacer un uso de esta prestación basada exclusivamente en criterios economicistas, esto es una prestación sanitaria y social, pero si cuidarla. El sistema tiene que ser sostenible en el tiempo. Por otro lado se mezclan elementos de ética en esta prestación y en ese sentido también tenemos que hacer un uso adecuado de ella.
Las bajas laborales son una gran conquista social, es una prestación social y sanitaria, cuidemoslá entre todos o acabaremos con ella.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Simulación en la formación en Ciencias de la Salud

Deja un comentario

La incorporación de las nuevas tecnologías al campo de la salud es interminable. Pero si de verdad estas nuevas tecnologías tienen impacto sobre la salud es en un momento clave de los profesionales de las Ciencias de la Salud. La formación tiene un aliado muy importante en las nuevas tecnologías debido a que su incorporación permite desarrollar una serie de habilidades que no se consiguen en las clases teóricas. Y los estudiantes pasan de las clases teóricas a las prácticas sobre los pacientes.
La simulación a través de la utilización de las nuevas tecnologías permite desarrollar un razonamiento clínico, desarrollar habilidades y mostrar como se hace antes de pasar a las prácticas con los pacientes.
La simulación es una de las incorporaciones, quizás la metodología formativa más importante de las nuevas tecnologías y así hay ordenadores que simulan cuadros clínicos, enfermedades. Hay maniquies que simulan paradas cardiacas y paradas respiratorias que hay que reanimar, entre otras.
Pero el desarrollo de la web 2.0 es un aliado tremendamente importante en la información, la formación y el desarrollo del razonamiento clínico a través del intercambio de experiencias. La metodología e-learning ha supuesto un acceso impresionante a la formación.
Las bibliotecas en formato virtual han supuesto un avance tremendamente importante para acceder a la literatura científica.
Bienvenida sean las nuevas tecnologías a la formación en las ciencias de la salud.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A diseñar un “nuevo” capitalismo

Deja un comentario

Ya tenemos bastante claro que España no participará en la próxima reunión que se celebrará a nivel mundial para analizar y diseñar un nuevo modelo económico en todo el mundo. Participará el G-20 que es un grupo de países que se formó en una crisis anterior.
Bueno ¿y qué?, estoy seguro que desde hace tiempo la sociedad se ha acostumbrado a vivir en una sociedad capitalista y hemos perdido la capacidad de imaginar un nuevo modelo económico. Las constumbres cómodas del capitalismo han ido acabando con los modelos de  izquierdas de entender la economía y el capitalismo se ha instalado en mucha de nuestra coteidianeidad, tanto que ante la pérdida de la imaginación social y colectiva y los reveses que han sufrido en el mundo los modelos de izquierda, corremos el riesgo de que toda la modificación del sistema económico mundial que se proponga sea un capitalismo más intervenido aún.
El capitalismo se ha instalado en todo, tanto que los derechos que hemos ido conquistando la sociedad que hacen de este planeta de mayor justicia social, los han convertido los defensores del capitalismo en servicios. Así, tenemos derechos sanitarios y los han convertido en servicios sanitarios, tenemos derechos sociales y los han convertido en servicios sociales. Y así podríamos seguir poniendo ejemplos.
El capitalismo en la sanidad ha hecho que el concepto de la salud como un derecho se ha convertido facilmente en la sanidad como servicio y de ahí a un bien de consumo más que dependiendo del modelo de Sistema Sanitario a ser un bien de consumo. No es por casualidad la medicalización de toda nuestra vida.
Afortunadamente la Organización Mundial de la Salud ha elaborado un informe donde dice que ahora más que nunca se hace necesaria la Atención Primaria de Salud, que de todos los niveles de atención sanitaria es el menos modificable en bien de consumo. Para las sociedades que viven instaladas en el capitalismo, la Atención Primaria de Salud es una atención sanitaria de segunda. Se idolatra las tecnologías, si es más avanzada mejor, sabiendo que las tecnologías es una inversión importante para unos pocos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: