Palabras contra la salud

2 comentarios

obisposPodría haber sido la noticia del día, pero desgraciadamente no lo fué. Y digo desgraciadamente, ya que ese ataque isrraelí humanamente intolerable se llevó todos los titulares. Pero yo creo además, que si la nueva concentración “Rouquiana” no ha conseguido el impacto en prensa que se esperaba, se ha debido también, en una parte alícuota, a la actitud inteligente del Gobierno de España de no polemizar.
Sin embargo, es bueno poner las cosas en su sitio. En algún momento estos señores que organizan estas concentraciones o que utilizan sus púlpitos y que dicen esas palabras tendrán que dar cuenta de su contribución a la NO salud, a la enfermedad, al fomento del dolor o a la desgracia humana. Utilizar la palabra como lo hacen es una constante contra la prevención, la promoción de la salud o la rehabilitación de la enfermedad. Desean un caldo de cultivo para que no desaparezca esas creencias basadas en el miedo, el dolor, la enfermedad o la situación de indefensión.
Coincide además con la aparición de un estudio en Pediatrics, una prestigiosa revista de Pediatría donde se pone en evidencia que el rechazo a los hijos o a los seres queridos por ser homosexuales lleva de forma clara a una pérdida de salud mental y física, aumentando de forma clara la tendencia al suicidio. Pero estos resultados son extrapolables a los rechazos por tener una determinada estructura familiar o haber recurrido al aborto en los supuestos legales.
Esta semana pasada han arremetido contra el preservativo, contra el aborto, contra las parejas homosexuales, palabras que se suman a la confusión ante la sedación terminal, y tantas otras barbaridades.
Sólo les sirve la familia nuclear, que no utiliza preservativo o cualquier otro método anticonceptivo, que se aguanta si alguno de los embarazos supone un riesgo muy importante para el futuro niño o la madre. Pero además que ninguno de estos hijos sea homosexual y que si en algún momento, padecen una situación de terminalidad “sufran” en el lecho del dolor ante un mar de dudas. Como dirían ahora ¡que fuerte!
No está mal, como dice el chiste cuando el niño Jesús era un niño con dos padres, eso si que es una familia nuclear.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia
Anuncios

Los cambiantes infartos agudos de miocardio

Deja un comentario

suenoSiempre es interesante localizar el número de la Navidad de la prestigiosa revista médica British Medical Journal. En el número de Navidad es una tradición para esta revista incorporar reflexiones interesantes y artículos de interés que tienen un gran componente social, médicos pero con gran componente social.
Sin embargo, para esta entrada me voy a centrar en la reflexión que introducen en un editorial de esta revista sobre los cambios que se han producido en el Infarto Agudo de Miocardio. Lo equiparan seguir la historia de la medicina, y razón no les falta. Lejos quedan los años de clasificaciones menos predictivas a las actuales, donde los adelantos en las investigaciones han llevado por ejemplo a que la determinación de determinadas proteínas en la sangre sea capaz de predecir el alcance del infarto con mayores niveles de sensibilidad. Ponen los autores el ejemplo de la troponina.
Curiosamente este editorial aparece en un momento donde se publica en otra revista de impacto marcado en medicina como es Journal American Medical Academy que una hora más de sueño al día reduce en un 33% las probabilidades de que aparezcan placas de calcio en los vasos que se encargan de aportar sangre al corazón, esos que se conocen como “las coronarias”. Estas placas de calcio merece la pena recordar que son la antesala a las reducciones del calibre de estos vasos y de enfermedades del corazón.
Sin embargo, en la prensa general, la noticia es el resultado al revés. Es decir, dormir menos puede llevar a enfermedades cardiovasculares. Y a mi que me perdonen, pero esa conclusión no se puede sacar del estudio. Una vez más es necesario insistir en que vulgarizar la ciencia no es decir mentiras para obtener unos titulares más vistoso.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La financiación autonómica hacia la igualdad y la cohesión

Deja un comentario

financiacion_sanitariaHay un debate más que intenso sobre la financiación autonómica, debate que como es lógico está sujeto a las opiniones y críticas de los responsables autonómicos y los Gobiernos Regionales, sobre los avances que vaya realizando el Gobierno de España.
Este blog habla de sanidad y salud, pero hablando de financiación autonómica, entiendo que se debe priorizar que la financiación permita un acuerdo que nos desarrollemos como un Estado de las Autonomías, como el que ahora disfrutamos. Cohesión e igualdad son los principios fundamentales para conseguir este modelo de financiación.
Una vez asegurado esto, se deben buscar la combinación de las variables que permitan el desarrollo particular de las diferentes Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas, sin que este desarrollo perjudique a los principios de Cohesión e Igualdad. Huyo de hablar de solidaridad, lo primero es la igualdad.
No todas las Comunidades Autónomas somos iguales, ni mucho menos, eso es lo que aporta riqueza a este país vivir en la cohesión e igualdad para todos los ciudadanos en un país con esa diversidad.
Pero la financiación autonómica nos debe hacer reflexionar sobre el Sistema Nacional de Salud, nos debe permitir aprovechar el debate interesante del Ministerio de Sanidad y Consumo sobre el Pacto de la Sanidad. La financiación sanitaria debe comenzar por una reflexión de cohesión e igualdad, debe partir de la definición del Sistema Nacional de Salud, reforzándolo y buscando la eficiencia en la gestión del mismo. Hace ya casi 6 años que se descentralizó la sanidad y merece la pena esta reflexión. Se deben definir las políticas de salud pública claramente, se deben repensar determinadas competencias en esta materia como el calendario vacunal y decidir su eficiencia, si es centralizándolo, así sea. Se deben establecer los centros y servicios de referencia en el Sistema Nacional de Salud para que todos los ciudadanos se beneficien de este derecho por igual, afinar el acceso a los transplantes de determinados órganos, repensar y definir con mayor nitidez el mecanismo del fondo de cohesión que define la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, llegar a pactos sobre las políticas de Recursos Humanos, priorizando sobre las políticas de personal en los diferentes Servicios Regionales de Salud. Pero es necesario avanzar en la cohesión y la igualdad en la evaluación de las tecnologías sanitarias antes de su incorporación a los centros y servicios sanitarios, así como la apuesta decidida por la investigación basada en resultados en salud que nos permita realizar hojas de ruta para saber hacia donde se tienen que realizar inversiones.
Lejos queda que hablemos del copago, que lo entiendo como el fracaso de todo lo anterior y un claro mecanismo de huída hacia adelante.
Tenemos muchas tareas antes de definirnos, es más que un sudoku, es una tarea continuada de análisis y de apuesta por la igualdad y cohesión teniendo claro en la mente que ganen el Sistema Nacional de Salud y las Comunidades Autónomas. Ese común es que ganemos los ciudadanos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Se acaba el 2008, reflexionemos sobre la salud pública

Deja un comentario

salud_global4Bueno, mañana celebraremos la festividad de nochebuena y pasado mañana la navidad. Pero ya entramos en una espiral donde el tiempo engulle los días uno tras otro hasta agotar el año 2008. Las fiestas nos embriagarán y embotarán de emociones, sensaciones y desmadres celebrando estas fechas.
Los medios de comunicación, pasado el filón que produce el día de la Loteria Nacional del 22 de diciembre, intentan completar sus diarios, noticiarios y demás con repasos del año que se nos escapa entre las manos. El año 2008 podemos hablar de un año jalonado por una crisis económica con dimensiones mundiales que amenaza con mermar las inversiones en sanidad en general y puede comprometer a las inversiones en salud pública en particular. ¡Lo primero es la asistencia! gritan los gestores desaforados ante una crisis económicas que comenzará a mostrar sus fauces en el año 2009.
Ante esta amenaza, la Organización Mundial de la Salud se ha permitido hacer un repaso más que interesante sobre los problemas de salud pública a nivel mundial. Lo hace en un intento de poner el énfasis en un esfuerzo por mantener un sabio equilibro entre la medicina más asistencial y la salud pública. Una sin la otra, al igual que la otra sin la una están perdidas y hacen los sistemas sanitarios insostenibles desde todos los puntos de vista.
Un año 2008 que se nos va donde nos han acompañado nuevamente los problemas de saneamientos, problemas de seguridad alimentaria y los efectos sanitarios de los desastres, las catástrofes y el cambio climático.
El panorama 2008 la Organización Mundial de la Salud lo abre con una crítica constructiva de la Atención Primaria de Salud, llamando la atención para dotarla de equidad y de desarrollo. Prosigue con describir los efectos sobre la salud que tiene el cambio climático, ese cambio en el que los más firmes representantes de la derecha más recalcitrante se niegan a reconocer. Se han producido catástrofes naturales que han dado al traste con poblaciones en materia de salud, todos recordamos las crisis humanitarias que nos han acompañado. Pero son las inequidades sociales y las injusticias las que están provocando también muertes, una llamada de atención a los Gobiernos de los países a trabajar en la búsqueda de valores universales en la sanidad y en la salud. El consumo de tabaco, como la gran epidemia y los problemas y las amenazas de la seguridad alimentaria han ocupado también lugares destacados en este año viejo 2008. La brecha asistencial se ha producido en la atención a los problemas de salud mental, merece la pena tener una nueva mirada, más fresca para ver estos problemas y ponerle tratamiento. Y aunque es cierto que las enfermedades crónicas no transmisibles, es decir, las no infecciosas tienen una tendencia creciente impresionante, la tuberculosis nuevamente nos ha sorprendido con un resurgir.
Estos y no otros son los problemas de salud pública a los que prestar la atención en un mundo globalizado, marcado por el “cibercondrismo” término que utiliza el Dr. de la Gándara para referirse al lugar marcado que ocupa internet en la información sobre salud que tienen los ciudadanos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La música en la prevención

Deja un comentario

musicoterapiaEl autor de este blog no se ha vuelto loco, ya se han apuntado resultados beneficiosos sobre la salud de los humanos al escuchar música. Su mecanismo de reducir el estres y proporcionar ambientes más seguros, relajantes y otras ventajas se habían puesto de manifiestos en diversos estudios científicos.
Todos estos estudios se aplicaban a pacientes con enfermedades y se han estudiado por ejemplo en las Unidades de Cuidados Intensivos o de críticos. Pero no teníamos constancia de que se pudiera aplicar de forma preventiva en la mejora de la circulación sanguínea en el organismo y la prevención de la formación de coagulos que lleven a enfermedades cardiovasculares.
Pues bien, el departamento de Cardiología Preventiva de la Universidad de Maryland, ha demostrado que escuchar la música que nos complace permite que se segregue al torrente sanguineo Óxido Nítrico, que es un compuesto que dilata los vasos sanguineos e impide la formación de coágulos. Pero el efecto solamente dura unos segundos, sin embargo parece ser que el efecto de las canciones favoritas tienen efectos acumulativos.
Pues nada ya tenemos más argumentos para escuchar la música favorita durante, al menos, media hora al día.
Me encantaría proponerle una hipótesis a los autores del estudio, poner algunas emisoras de radio españolas a primera hora de la mañana ¿cómo influye sobre el óxido nítrico? yo creo o tengo la hipótesis que disminuye drásticamente. Pero además levantarse con tanto rencor acumulado debe ser hasta malo para el estómago. En fin esperemos que lo demuestren.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

La familia afecta a la salud

Deja un comentario

familiaEs evidente y en otras entradas de este blog lo hemos abordado, por cierto estas entradas son las que estadísticamente tienen más visitas de todo el blog. Recientemente ha aparecido un estudio realizado en Japón, en la revista Heart donde se pone de manifiesto la influencia de la familia sobre la salud, sobre todo en la “jefa de la familia”, es decir sigue afectando más a la mujer. Esta situación va cambiando, pero aun nos queda avanzar.
Si en trabajos se vió como el vivir en pareja era beneficioso para ambos miembros ya que el apoyo social y económico repercutía de forma beneficiosa en la salud, las familias multigeneracionales y extensas que viven en el mismo hogar suponen un mayor nivel de estres para la mujer y a la larga genera problemas orgánicos de corazón.
Además de estar demostrado en el artículo, haciendo una revisión por el tema de la estructura familiar y su efecto sobre la salud, podemos afirmar que los individuos que viven solos tienen peor estado de salud que los que viven en un hogar en pareja. Es decir los individuos con familia tienen mejor salud.
La familia nuclear también ha mostrado su efecto beneficioso sobre la salud, la familia nuclear la integran la pareja y los descendientes de estos. Pero cuando existen familiar largas y viven además juntos varias generaciones se ha puesto de manifiesto la falta de salud para la mujer. En el hombre no se ha podido ver ningún efecto sobre la salud, claro que tampoco se ha detectado ninguna variación en el nivel de estres.
Estos efectos sobre la salud, es cierto que se basan en la estructura de la familia, pero vienen provocados por la funcionalidad de la familia. Las familias cuando evolucionan necesitan realizar una serie de funciones que son normativas, es decir, que les toca. Atraviesan además por crisis que también les toca y a las que tienen que ir dando respuestas para avanzar en su desarrollo. No es lo mismo una pareja sin hijos, que una familia con hijos pequeños, que una con hijos adolescentes.
Reflexionemos ahora que viene la Navidad y que se juntan varias generaciones durante unos días en el mismo hogar. Permitamos ser felices.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Análisis de incidentes, una metodología de formación desaprovechada

Deja un comentario

seguridadHoy he tenido un día muy relacionado con lo que se conoce la seguridad clínica o la seguridad de pacientes. Resulta que uno de los pasos claves para poder trabajar en seguridad de pacientes es identificar aquellos incidentes para poder detectar las áreas de mejora.
Sin embargo, la comunicación de los incidentes ocurridos en el ámbito asistencial es un tema con muchas aristas para los profesionales. No por corporativismo como se ha apuntado en muchas ocasiones, o se podría pensar. Creo de verdad que vivir en una sociedad instalada en la cultura de la culpa, lleva asociado a implicar a culpables y lejos de buscar la enseñanza del incidente perdemos tiempo en justificarnos ante nosotros mismos para evadir ese desagradable sentimiento de culpabilidad.
Es en este contexto donde se desarrolla una nueva cultura de la calidad de la atención sanitaria que es el trabajo hacia la seguridad de los pacientes o seguridad clínica. Es cierto que una parte importante la ocupan la protocolización de la atención a los pacientes, otra parte se la lleva el trabajo por diminuir la variabilidad de la práctica clínica, pero sin duda una de las “patas” sobre la que se sustenta la seguridad clínica está en notificar los incidentes para analizarlos y aprender a trabajar con ellos como oportunidad de formación y mejora.
Por ello, debemos crear contextos seguros, fiables y de confianza donde notificar los incidentes y aprender sin la idea de culpabilidad. Este paso es el principio del cambio.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: