Efecto Placebo

Deja un comentario

efecto_placeboEste fin de semana he tenido la oportunidad de leer un suplemento de El País, concretamente ayer sábado, sobre biomedicina. Es verdad que no me gusta mucho el término de biomedicina, ya que en primer lugar es como decir dos veces lo mismo y lo segundo es que parece que las ciencias de la salud son patrimonio de una sola titulación. Pero a pesar del título del suplemento, el contenido era muy interesante. Concretamente era interesante un artículo de revisión periodística, que rozaba el ensayismo y que hablaba sobre el efecto placebo.
El efecto placebo era analizado por tres investigadores de prestigio y entresacaban en un análisis muy serio de las aristas que rodean a este efecto. El Efecto placebo es aquél efecto terapéutico que se consigue con pastillas que no tienen principio activo, es decir el medicamento en si, o bien el efecto terapéutico que consiguen intervenciones quirúrgicas donde sólo se realiza la incisión o se explora.
Se analizaba la trascendencia desde el punto de vista terapéutico, desde los promotores de estudios de investigación que los medicamentos nuevos que generalemente siempre se prueban contra el efecto del placebo. Es decir, para probar si un medicamento nuevo sirve para el tratamiento de una enfermedad, siempre se compara el efecto con el placebo, salvo que ya haya un tratamiento conocido para la enfermedad, que entonces éticamente se prueba contra el medicamento conocido.
Pero esto en la revisión hace que a través de comentarios muy elegantes y rigurosos se entienda como una cierta molestia para quién promueve el estudio de investigación.
Además en el campo terapeútico, los autores relfexionaban sobre las ventajas del efecto placebo, ya que podría influir en que fuera necesaria menor dosis del medicamento y esto reduciría la probabilidad de efectos adversos.
Otra de las respuestas de la revisión giraba alrededor de la causa del efecto placebo. Muchos lo atribuyen a la autosugestión, pero los autores apuntaban a un origen causal en la neurobiología, en concreto dentro de las conductas aprendidas, los humanos en contacto con medicamentos sabemos que se nos curan las enfermedades y eso debe generar una constelación neuroquímica en nuestro cerebro que nos hace aprender. De esta forma, cuando nos tomamos una pastilla se genera esta reacción independientemente de si tiene medicamento (principio activo) o no.
En fin, es realmente interesante esta revisión y conviene en un mundo donde la evolución de las ciencias de la salud evoluciona hacia la medicina individualizada o personalizada, conocer más de este apasionante proceso neurobiológico.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Salud y Sanidad 2.0: un paso gigante para la participación ciudadana

Deja un comentario

Estamos asistiendo a la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a nuestras vidas. Además, esta incorporación no depende de nuestra voluntad, numerosos actos de nuestra vida cotidiana están basadas en las TIC o las nuevas tecnologías, también denominadas.
La Sanidad no está al margen de esta corriente que nos invade y si no lo está la Sanidad, no lo puede estar la Salud. La incorporación de las TIC al campo de la Sanidad es manifiesto en muchos aspectos que afectan a la información y, por tanto, el conocimiento. Hace unos años era raro que acudiéramos a las consultas de nuestros médicos con una información encontrada en internet, hoy día no es constumbre, pero si más frecuente. También se da el proceso contrario, acudimos al médico por un problema de salud y el diagnóstico, pronóstico y tratamiento que nos recomienda el galeno lo consultamos en el “Dr. Google” o en cualquier otro buscador general en internet.
En algunos sistemas de salud se han incorporado la modalidad de consulta a través del correo electrónico.
Pero de esta incorporación creo que es necesario destacar dos cuestiones fundamentales, la primera de ellas sería que el uso de la información debe ser responsable y contrastada su veracidad, ya que tener más información no significa necesariamente disponer de más conocimientos para decidir de forma autónoma y adecuada en la salud y la sanidad. En internet hay millones de páginas muchas fiables y otras no. Debemos trabajar en encontrar distintivos de las páginas web que informan de salud que las identifiquen como fiables. Eso incidiría en que la información se convirtiera en conocimientos.
La segunda reflexión está relacionada con la evolución que está sufriendo internet, las páginas son más interactivas ahora que antes, permiten comentarios, foros de opinión, envío de consultas y otras tantas acciones que se enmarcan dentro del concepto de Web 2.0. Esta evolución debe suponer un aumento claro de la participación ciudadana en materia de salud. Participación ciudadana que sea la inspiración y un motor para el aumento de la calidad de la Atención Sanitaria.
De esta forma haríamos un uso responsable, adecuado y eficiente de las TIC en Sanidad y Salud.

 

José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Medicinas a través de internet: simplemente no

1 comentario

La organización de consumidores y usuarios ha elaborado un artículo muy jugoso e interesante de los graves riesgos que tiene adquirir medicamentos a través de internet, el texto completo del mismo lo puedes encontrar aquí.
Estamos llenos de contradicciones, nos movemos en exigir cada vez más seguridad para nosotros, seguridad en todos los sentidos, pero de forma muy especial en la sanidad. Afortunadamente esto es así y de esta forma hemos hecho evolucionar nuestro sistema sanitario hasta los niveles de calidad y seguridad que tiene hoy día. Además estas exigencias las hemos trasladado a los alimentos que comemos a diario, exigimos seguridad en la alimentación, detestamos cualquier rastro de duda ante la seguridad de los mismos.
Y de forma contradictoria más de uno compra medicamentos a través de internet para tratarnos problemas de salud o para utilizarlas para ayudarnos en nuestra vida. Esta actividad la hacemos, bien a través de ir a páginas web, o a través del correo basura que nos llega a nuestro correo electrónico. Y a través de este medio no exigimos nada de seguridad, es más ni sabemos quién está detrás y desde dónde opera. Sinceramente es contradictorio.
En este sentido se pronuncia también el Consejo General de Colegios de Médicos (Organización Médica Colegial) y la Organización Mundial de la Salud que está elaborando una resolución estos textos los puedes encontrar en este enlace.
Feliz lectura de todos los textos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: