Una llamada a la eficiencia en la gestión sanitaria

Deja un comentario

salud_mundialLa prestigiosa revista The Lancet hace una llamada de atención sobre la necesidad de buscar la eficiencia en la gestión de la sanidad basada en una serie de elementos fundamentales y que redundarían en una mejor atención sanitaria en tiempos de crisis económica como los que vivimos. Esta revista, a través de un artículo de opinión de expertos pone el énfasis en la necesidad de continuar trabajando por la salud mundial a pesar de la crisis.
Lo dice Julio Frenk, el que fuera ministro de sanidad de Méjico y que actualmente dirige la Escuela de Salud Pública de Harvard, que viene a comentar algo así como que las crisis económicas son a corto plazo, pero pueden dejar cicatrices sobre la salud mundial que sean muy duraderas en el tiempo.
Otros expertos que también escriben en este número de la mencionada revista que pertenecen a Harvard fundamentalmente ponen el énfasis sobre la necesidad de buscar la eficiencia en la gestión sanitaria, buscando asegurar que los recursos destinados a asuntos de salud se utilizan correctamente, fortalecer los sistemas y las infraestructuras sanitarias y evaluar anualmente los progresos realizados.
Pero además aseguran que es el G8 el que debe impulsar estas políticas. Este extremo, desde mi punto de vista es más generalizable y la gestión eficiente debe ser la búsqueda de todos los servicios de salud, donde uno de los beneficios no es ser más económica sino poder contribuir a la sanidad global o mejor a la salud mundial.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Se acaba el 2008, reflexionemos sobre la salud pública

Deja un comentario

salud_global4Bueno, mañana celebraremos la festividad de nochebuena y pasado mañana la navidad. Pero ya entramos en una espiral donde el tiempo engulle los días uno tras otro hasta agotar el año 2008. Las fiestas nos embriagarán y embotarán de emociones, sensaciones y desmadres celebrando estas fechas.
Los medios de comunicación, pasado el filón que produce el día de la Loteria Nacional del 22 de diciembre, intentan completar sus diarios, noticiarios y demás con repasos del año que se nos escapa entre las manos. El año 2008 podemos hablar de un año jalonado por una crisis económica con dimensiones mundiales que amenaza con mermar las inversiones en sanidad en general y puede comprometer a las inversiones en salud pública en particular. ¡Lo primero es la asistencia! gritan los gestores desaforados ante una crisis económicas que comenzará a mostrar sus fauces en el año 2009.
Ante esta amenaza, la Organización Mundial de la Salud se ha permitido hacer un repaso más que interesante sobre los problemas de salud pública a nivel mundial. Lo hace en un intento de poner el énfasis en un esfuerzo por mantener un sabio equilibro entre la medicina más asistencial y la salud pública. Una sin la otra, al igual que la otra sin la una están perdidas y hacen los sistemas sanitarios insostenibles desde todos los puntos de vista.
Un año 2008 que se nos va donde nos han acompañado nuevamente los problemas de saneamientos, problemas de seguridad alimentaria y los efectos sanitarios de los desastres, las catástrofes y el cambio climático.
El panorama 2008 la Organización Mundial de la Salud lo abre con una crítica constructiva de la Atención Primaria de Salud, llamando la atención para dotarla de equidad y de desarrollo. Prosigue con describir los efectos sobre la salud que tiene el cambio climático, ese cambio en el que los más firmes representantes de la derecha más recalcitrante se niegan a reconocer. Se han producido catástrofes naturales que han dado al traste con poblaciones en materia de salud, todos recordamos las crisis humanitarias que nos han acompañado. Pero son las inequidades sociales y las injusticias las que están provocando también muertes, una llamada de atención a los Gobiernos de los países a trabajar en la búsqueda de valores universales en la sanidad y en la salud. El consumo de tabaco, como la gran epidemia y los problemas y las amenazas de la seguridad alimentaria han ocupado también lugares destacados en este año viejo 2008. La brecha asistencial se ha producido en la atención a los problemas de salud mental, merece la pena tener una nueva mirada, más fresca para ver estos problemas y ponerle tratamiento. Y aunque es cierto que las enfermedades crónicas no transmisibles, es decir, las no infecciosas tienen una tendencia creciente impresionante, la tuberculosis nuevamente nos ha sorprendido con un resurgir.
Estos y no otros son los problemas de salud pública a los que prestar la atención en un mundo globalizado, marcado por el “cibercondrismo” término que utiliza el Dr. de la Gándara para referirse al lugar marcado que ocupa internet en la información sobre salud que tienen los ciudadanos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Medicamentos esenciales sólo al alcance de unos pocos

Deja un comentario

essential_medecinePues bien, en otras entradas de este blog hemos tratado la dificultad en el acceso de algunos medicamentos concretos. Pero ya está publicado en una revista científica de máximo prestigio. La revista médica “The Lancet” ha publicado el día 1 de dicimebre un estudio de la OMS donde precisamente se pone de manifiesto esto que acabamos de decir.
El dato más llamativo es que las encuestan revelan que la disponibilidad media de estos medicamentos en el sector público es solamente del 38%. Eso significa que o se prescinde de los medicamentos que son esenciales, o se tienen que pagar en el sistema sanitario privado.
Uno de los ejemplos que pone este estudio es que en Africa, el funcionario público con remuneración más baja, necesita gastar el salario de 2 días para comprar un antidiabético mensual, genérico y de precio más bajo.
El estudio se ha realizado en 36 países del mundo y sobre 15 medicamentos que se encuadran en los grupos de antidiabéticos, antihipertensivos, antibióticos para infecciones agudas y tratamientos para el asma. Por tanto, las conclusiones del estudio son muy importantes para la reditribución de la riqueza y la justicia social.
Paralelamente con esta noticia, ha aparecido hoy los medios de comunicación, que apoyado por Brasil se ha implantado en Cuba una fábrica de vacunas a disposición de la Organización Mundial de la Salud. Esta es una primera fase de la socialización completa de la sanidad en la cooperación internacional.
Estos datos hablan por si mismos y se ve la necesidad de invertir esfuerzos en cambiar esta situación.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Desarrollados a costa del desarrollo de otros

Deja un comentario

Hoy cuando iba en el coche escuché noticias relacionadas con la pobreza, cuando he llegado a casa también siguen coincidiendo noticias sobre este tema. Es impresionante como con la llegada de la crisis a los países desarrollados se pone de manifiesto que hay dinero para mantenernos en el estatus del capitalismo frente a una colaboración necesaria con países que necesitarían estos fondos para necesidades mucho más primarias.
Somos tan egoistas en esta parte del mundo que nos atrevemos a criticar a aquellos ciudadanos que vienen en pateras o cayucos de otros países al nuestro en busca de una vida mejor e incluso nos atrevemos a decir que colapsan nuestro sistema sanitario, pero aquella inmigración que viene del resto de Europa o de otros países desarrollados en busca de un “turismo sanitario” no nos desagrada y las críticas son bastantes menos.
Pero si con eso no teníamos bastante, desde los países desarrollados y en parte por la medicalización de todos los problemas de nuestra sociedad, realizamos acciones que producen efecto llamada sobre profesionales sanitarios que se han formado en esos países con pobreza y que son su principal capital formado para dar respuesta a sus problemas de salud.
Y con todo esto hablamos de Cooperación al Desarrollo entendida desde una forma hipócrita, basada en la necesesaria sensación de vaciarnos de “culpa”, limpiar nuestra conciencia. Y con la metodología de vestirnos de “Coronel Tapioca” e irnos en busca de ofrecer una “caridad”.
Seamos serios y coherentes, reflexionemos sobre nuestras conductas a diario, seamos coherentes por la Cooperación al Desarrollo, proporcionemos conocimientos a otros países si es de eso de lo que disponemos y la mejor de las Cooperaciones al Desarrollo es evitar que nosotros nos desarrollemos a costa del desarrollo de los demás.
Siempre tenemos ahí nuestra oportunidad.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Las “maría” de la Sanidad en tiempos de dificultades

Deja un comentario

Es un efecto colateral de la sanidad de países avanzados. Pero por hacer similitud, cuando estudiaba tanto en el colegio, en el instituto de enseñanza secundaria y en la Universidad se llamaban “marías” aquellas asignaturas que aunque tenían temario, contenidos y verdaderamente enseñaban, no se incidía mucho esfuerzo en ellas, ya que no costaba aprobarlas. Es decir de todas las asignaturas, las “marías” eran aquellas a las que menos recursos en tiempo y esfuerzos de todo tipo se le dedicaba.
Pues bien, en aquellos sistemas sanitarios maduros, se puede caer en la tentación de disminuir los esfuerzos en todos aquellos campos de la sanidad que no son exclusivamente la asistencia a los problemas de salud. Todo para esa asistencia, todo para la atención a demanda de los ciudadanos a los problemas de salud.
Cuando estudiaba medicina preventiva en la Facultad de Medicina recuerdo que cuando veíamos las diferencias entre los sistemas de salud y las diferentes formas de invertir en materia sanitaria por parte de los países se daba el círculo vicioso en la economía de la salud de aquellos países que invertían casi todo en la asistencia y menos en la prevención y promoción de la salud por ejemplo. El círculo se cerraba, ya que al no realizar esfuerzos en la prevención se aumentaban los problemas de salud de la población y esto hacía que en forma de espiral se necesitaran más y más recursos. Tantos, que acababan hundiendo la sostenibilidad del sistema sanitario.
Pues bien, parece que este círculo vicioso que se estudia en la carrera de medicina y que se aplica a la gestión sanitaria, parecen haberla olvidado una parte de los gestores actuales y más de un político.
De tal suerte que la asignatura fuerte es exclusivamente la asistencia, dejando como “marías” la salud pública, la prevención y promoción de la salud, la calidad, la investigación y la formación. Y dicen aquello de que esas son la parte más importantes para hacer avanzar al sistema sanitario, lamentablemente esto se queda en el discurso y a la hora de los presupuestos o la dedicación de esfuerzos esto no se ve reflejado.
Esta situación se vuelve más crítica cuando hay dificultades económicas o crisis en un país. Se corre el riesgo de por querer invertir en lo que denominan, quienes piensan así, en lo “verdaderamente importante” dejen sistemas sanitarios desfenestrados de calidad, salud pública, prevención, formación e investigación, con el deterioro que ello supone.
Claro que todavía es peor los políticos o gestores que ante la adversidad de una crisis, su primera reacción es decir que lo que se necesita es “mano dura” y suelen nombrar a personajes que lo que tienen duro son las formas, pero nunca los objetivos para la eficiencia del sistema. Esto es sin duda aun más deletéreo, ya que además de que estos personajes convertidos en gestores se encargan de hacer más “marías” a las “marías”, además generan el profundo descontento del verdadero capital de cualquier sistema sanitario que son sus profesionales.
Espero que esta época de dificultad económica sirva para hacer más eficiente el sistema sanitario, pero sin perder la esencia que tiene nuestro sistema nacional de salud. Esto se pondrá de manifiesto en la composición de los presupuestos y en los nombramientos.
 
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: