Insensibilidad al sufrimiento ajeno

Deja un comentario

violencia_mediosCualquier día en la noche, cuando llego de trabajar me siento a ver las noticias de cualquiera de las cadenas de televisión pública o privada de las que operan en nuestro país, es una forma de contacto con la imagen en movimiento. El resto del día he leído la prensa escrita, he escuchado la radio o me he informado por internet.
Pero nada tiene tanta dimensión de dolor, sufrimiento y violencia como las noticias de la noche. Es un repaso del horror, yo casi no conocí el caso, pero debía ser algo así. Chicas muertas a manos de cobardes y criminales, robos con víctimas, ajustes de cuentas, accidentes varios…
Mientras las agencias de noticias recogen el avance que en el mes de marzo una de las más prestigiosas revistas de psicología recogerá un interesante estudio de investigación realizado en Iowa y Michigan sobre la repercusión que tiene la visión de películas violentas o jugar a los videojuegos violentos sobre la sensibilidad al dolor y al sufrimiento ajeno.
Las conclusiones de este estudio que avanzan, con todas las reservas, hasta en tanto lo publiquen y podamos ver la metodología, apuntan a que las personas que están expuestas a la violencia a los medios están menos inclinadas a ayudar a otras en momentos de necesidad porque están “anestesiados” al dolor y al sufrimiento de otros. Ahí es nada, si esto es así, deberíamos plantearnos como los mass medias influyen.
Pero de esto no se habla en la cantidad que se merece, mientras se habla en los medios de comunicación de internet, de las redes sociales, de los blogs… Y no digo que no influyan y que no haya que controlarlos para ser más seguros, pero asistimos con total impunidad a esa “información” en las cadenas de televisión sin que se cuestionen demasiado.
El papel de las redes sociales están siendo o aupadas a los altares o castigada a la demonización. Sin embargo, las redes sociales son CANALES DE COMUNICACION, eso es lo que son. Es un canal más de los que utilizan los jóvenes y en principio ni son buenas o son malas, pero plantean un nuevo escenario de necesidad de control de seguridad, las fuerzas de seguridad han llegado a controlar otros canales, pero sin duda se está poniendo de manifiesto un nuevo marco donde buscar y encontrar la seguridad.
Sin duda, trabajemos en la disminución de información del morbo, fomentemos la prevención de la insensibilización al dolor ajeno, formentando la ayuda y la solidaridad. Y también busquemos un nuevo modelo de seguridad ciudadana incluyendo los nuevos canales de comunicación, en lugar de satanizarlos.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

El necesario Pacto por la Sanidad

Deja un comentario

pacto_sanidadEn pocos momentos en la historia de la sanidad española ha hecho falta un verdadero esfuerzo en conseguir un Pacto por la Sanidad. Y estamos atravesando uno de ellos, siempre tenemos la sensación de necesitar más cohesión, y es cierto. Pero además es necesario que nunca perdamos este interés por el pacto y por la cohesión, será la mejor forma de cumplir la excelente Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud. Como ciudadano y como médico no quiero renunciar a un Sistema Nacional de Salud como el que tenemos.
Hablaba de momento histórico y es cierto que estamos en uno de ellos, hace ya algunos años que todas las Comunidades Autónomas tienen transferidas las competencias en materia sanitaria, el motor de cohesión y de modernización de una parte del territorio, que fue el insalud. El insalud cohesionó y modernizó a un total de 10 Comunidades Autónomas.
Hoy la realidad es otra y debe haber un esfuerzo permanente en la cohesión del sistema. Para conseguir esa cohesión necesitamos creernos, respetar y considerar al más alto nivel los órganos que suponen los elementos esenciales de esa cohesión, tales como el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la Comisión de Recursos Humanos entre otras. Respeto y consideración debe estar en la base de toda decisión, relegando la rentabilidad política con minúsculas y haciendo política con mayúsculas.
Pero además, sobre esta base, debemos construir un contexto de Pacto por la Sanidad orientado a los ciudadanos que se benefician de un sistema sanitario como el español. El pacto debe velar por el derecho de los ciudadanos a la protección de la salud por ser españoles, lejos de los derechos por Comunidades Autónomas, y eso implica favorecer la movilidad que condiciona la creación de una cartera de servicios que permitan hacer efectivo el derecho pensando en el Sistema Nacional de Salud, no carteras de servicios por servicios regionales de salud, donde los centros y servicios de referencia juegan un papel crucial. Pero además conlleva a diseñar unos sistemas de información sanitaria basados en la interoperabilidad, donde el elemento identificador como es la Tarjeta Sanitaria sea el elemento clave de interoperabilidad y acceso al derecho en un sistema de cobertura universal.
Movilidad para los profesionales y posibilidades de desarrollo profesional, que los servicios regionales de salud se desarrollen dejando siempre que el resto se desarrollen también, la competencia desleal por atraer profesionales es una estrategia que fracasa en el corto plazo. Hay que reconocer hechos claros como es la dispersión o el hecho de la insularidad, considerarlo y tenerlo en cuenta a la hora de ese pacto.
La sostenibilidad del sistema basada en la aplicación de la gestión basada en la evidencia en la incorporación de la tecnología sanitaria, la espiral de incorporar tecnología sin estudios de investigación basados en resultados en salud es una inversión que puede comprometer la sostenibilidad del sistema.
La búsqueda de la mejora continua de la calidad a través de herramientas de disminución de la variabilidad de la práctica clínica, la búsqueda de la seguridad de los pacientes como subsistema de calidad y las estrategias de mejora continua de calidad basada en políticas de certificación y acreditación son elementos fundamentales.
Pero a la calidad también se llega en el fomento del desarrollo de nuestros profesionales y las herramientas de desarrollo profesional, también en el reconocimiento y los modelos de carrera necesitan de una revisión en profundidad para dinamizarlos.
Pero es necesario absolutamente trabajar por un nuevo modelo salubrista basado en la sociedad actual, donde la salud pública cada vez se acerca más y más a los modelos de calidad. Nuevos modelos de prevención y promoción de la salud son elementos esenciales.
Por último, apostar por la Sanidad 2.0, donde la pobremente desarrollada participación ciudadana debe desarrollarse completamente, y la utilización de todos los canales posibles y una metodología realista son las dos cuestiones clave en la apuesta por la participación ciudadana en la sanidad.
Ha habido críticas que no han pasado de criticar la metodología propuesta por el Ministerio de Sanidad, pero nadie cuestiona la necesidad del Pacto por la Sanidad y por supuesto debemos respetar una metodología seria que ha desarrollado el Ministerio, el respeto debería traducirse en un “arrimar el hombro” está en juego nuestro Sistema Nacional de Salud.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

Redes sociales en salud

1 comentario

redes_sociales_saludLa irrupción en el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación ha hecho que se pongan en marcha nuevos mecanismos de relación entre profesionales y pacientes. Ya hace algunos años tuve la oportunidad de analizar en un artículo de revisión publicado en la revista Gestión en Atención Primaria la utilización del correo electrónico entre médicos y pacientes. Es probable que entonces no se entendiera, pero las conclusiones siguen vigentes.
Analizando las diferentes redes sociales actualmente en internet sobre el tema de salud, existen bastantes diferencias entre los diferentes países en la orientación de estas redes, estas diferencias son debidas fundamentalmente al modelo de sistema sanitario que exista en el país. Países con sistemas sanitarios privados recurren a estas redes sociales para ofrecer un cuadro médico que presentan con mayor o menos acierto con el objetivo de “vender” los servicios sanitarios ofrecidos por estos profesionales utilizando este canal de comunicación que es internet.
En cambio, en países con sistemas sanitarios públicos las redes sociales están más orientadas hacia comunidades de afectados que comparten experiencias y abiertas por supuesto para profesionales a los que se suelen invitar.
No obstante, entiendo que existe un reto muy importante en la utilización de las redes sociales en sanidad, y es que los sistemas sanitarios lideren algunas redes sociales que permitan utilizarlas en beneficio del fomento de la participación ciudadana en salud. Desde los servicios sanitarios, sobretodo desde la Atención Primaria de Salud, se es responsable de la atención sanitaria y de la salud de la comunidad que tienen los equipos de atención primaria de salud a su cargo. Pero además, tienen funciones de fomentar la participación de los ciudadanos en el sistema sanitario y este es sin duda un gran canal bien moderado y administrado.
Hoy propongo este reto y me ofrezco para aquellos interesados comencemos a trabajar en un proyecto de estas características.
José María Vergeles Blanca
Médico de Familia

A %d blogueros les gusta esto: